martes, 4 de mayo de 2021

Izquierda Unida lamenta la deriva política de Bailén

Salón de Plenos


Tras la celebración del Pleno del pasado viernes 30 de abril, desde Izquierda Unida de Bailén lamentamos el infantilismo ruin que presenta los ediles de nuestra localidad ante el despropósito de acusaciones entre PP y PSOE sin llegar a puerto alguno. Casi una hora y media de Pleno lleno de descalificaciones y sin contenido político. En definitiva un completo circo.

Tenemos la mala suerte de contar con un Equipo de Gobierno del Partido Popular que, no teniendo suficiente con realizar plenos cada dos meses, no son capaces de ahondar en los puntos que se tratan con una grave falta de transparencia. Limitándose a anunciar el punto del día, sin más, sin dar datos algunos, o breves explicaciones de lo que se está tratando. De esta manera obligan a nuestras vecinas y vecinos a buscar la información en la recién reformada página web del Ayto. Eso sí, si tienes la suerte de encontrarlo porque en la mayoría de ocasiones nunca está actualizada.

Sin embargo, vemos positivo que el Pleno del Ayuntamiento haya aprobado por unanimidad la adhesión al convenio de colaboración entre la FAMP y ENDESA, para la cobertura de suministro eléctrico a personas en situación de emergencia social, así como, el convenio con Iberdrola Clientes e Iberdrola comercialización a personas en la misma situación.

Como ya venimos anunciando en reiteradas ocasiones, esto no sería necesario si se contara con una comercializadora pública de energía que funcionara como escudo para las familias en exclusión social. Evitando los cortes de suministros y desarrollando un mejor mantenimiento de las infraestructuras eléctricas de la localidad.

Puntos recogidos en la moción presentada por Izquierda Unida el pasado 3 de febrero de este mismo año. Moción dirigida a todos los grupos municipales, aunque de poco sirvió ante la tibieza de nuestro Alcalde y el poco interés e indiferencia de los grupos municipales por mejorar las condiciones de vida de los bailenenses.


Bailén, 1 de mayo de 2021.