jueves, 25 de diciembre de 2014

Cayo Lara califica el primer mensaje navideño de Felipe de Borbón como “decepcionante, continuista y contradictorio”

Jueves, 25 de diciembre de 2014
 
Cayo Lara, Coordinador Federal de IU
El coordinador federal de IU valora que “el jefe del Estado habla de corrupción, de paro o de la delicada situación política en Cataluña mientras obvia conscientemente hacerlo de la independencia judicial, asume la propaganda triunfalista del Gobierno del PP sobre la situación económica y hace continuas alusiones a una Constitución que está agotada y que incumplen de manera flagrante los poderes políticos y económicos del Estado español”
El coordinador federal de Izquierda Unida, Cayo Lara, valora el primer mensaje navideño realizado ayer por Felipe de Borbón como “decepcionante, continuista y contradictorio”.

Para Lara, “no es de recibo que el jefe del Estado decida incluir en su discurso temas como la corrupción, el paro o la delicada situación política en Cataluña, mientras obvia conscientemente hacerlo de la independencia judicial vulnerada prácticamente a diario, asume en su mensaje la propaganda triunfalista del Gobierno del PP sobre la situación económica y hace continuas alusiones a una Constitución, ocultando que está agotada y que incumplen de manera flagrante los poderes económicos y políticos del Estado español”.


El máximo responsable de IU considera que “Felipe, pese a esa supuesta novedad sin fundamentos reales que autoatribuye a sus pocos meses de reinado, de los que parece estar tan satisfecho, lo que hizo ayer es seguir la larga tradición familiar de ocultar que esta crisis política y económica tiene responsables, y que estos son los mismos que han creado y agravado la  desigualdad, la pobreza y el verse abocados a la emigración para un número muy significativo de ciudadanos y ciudadanas españoles”.

Lara destaca que “hablar de corrupción es incompatible con la retórica. La corrupción no se combate de forma más efectiva por dedicarle muchos renglones, sino respetando la independencia de la Justicia sin ejercer presiones. En los mensajes políticos es tan importante lo que se dice como lo que se calla, y en éste nadie ha podido escuchar ninguna alusión del jefe del Estado a esas personas muy próximas a él y tan salpicadas directamente por la corrupción que a no mucho tardar se van a sentar en el banquillo de los acusados”.

“Además –apostilla-, si se habla de ‘regeneración política’, también hay que hacerlo sobre ‘transparencia’, palabra que tampoco escuchamos, y aquí el camino que tanto a la Casa Real como a las instituciones les queda por recorrer es inmenso, pese a los parches y cortinas de humo lanzadas en los últimos meses”.

Cayo Lara considera un “grave error” que Felipe de Borbón “se sume sin contemplaciones al discurso propagandista y triunfal del Gobierno del PP sobre el fin de la crisis. De nada vale apelar al optimismo de la ciudadanía cuando el día a día de la inmensa mayoría viene marcado por el paro, la precariedad en el empleo, los salarios miserables o por esa ‘demostración práctica’ de que todo va mejor por parte del Ejecutivo como es subir tres euros el salario mínimo interprofesional”. 

”El jefe del Estado –reprocha el coordinador federal de IU- trata de ‘vendernos’ una esperanza injustificada que no se compadece con las medidas de un Gobierno que acaba de aprobar unos Presupuestos Generales con más recortes para 2015 o una ‘Ley mordaza’ que da vía libre para reprimir la movilización en un país que se desangra”.

Lara detalla que “el mensaje se sitúa también fuera de la realidad cuando busca defender una Constitución agotada por la vulneración continua a que se somete a sus derechos esenciales. Esta Constitución es su redacción y aplicación actual ya no resulta útil para resolver los problemas territoriales o para garantizar la democracia de calidad que demanda mayoritariamente la sociedad”.

El coordinador federal de IU considera que “la ejemplaridad no se predica, se practica”. Tal y como se comprometió a principios de esta semana en una visita en Ferrol a las trabajadoras de Cleanet -empresa subcontratada por Defensa para la limpieza de las instalaciones militares y que llevan cerca de cuatro meses sin cobrar-, Lara pone este caso como ejemplo de que “Felipe, que es también jefe de las Fuerzas Armadas, debería conocer y haberse interesado por la resolución de ese drama que viven centenares de limpiadoras de dependencias militares en distintos puntos del Estado, a quienes hablarles sólo de esperanza poco les va a servir para pagar sus facturas”.