viernes, 28 de marzo de 2014

Otra Europa es posible

Maripi Castillo
maripiEl sueño europeo no era tal. Desde el principio, IU lo avisó y ahora lo seguimos denunciando
En un sistema mundial de economía depredadora y con unas estructuras económicas y productivas al servicio de una oligarquía ultrarrica, la maquinaria capitalista continúa funcionando a pleno rendimiento para alegría de los poderosos y sus intereses, y es que el capitalismo financiero global parece no tener límites..
 
Multinacionales, grandes empresas, lobys financieros, inmobiliarios y especulativos, articulados bajo el poder político de un modelo de crecimiento neoliberal, voraz e insostenible, social y ecológicamente. Un modelo que actúa como enloquecido por su propia ansia de dominación, aniquilando los derechos sociales y laborales, los valores éticos fundamentales, las libertades democráticas, la naturaleza y sus recursos, atacando la justicia social, los derechos humanos y destruyendo los pilares de la civilización mundial.
En este escenario fuera de control, la Europa de la Troika juega un papel importante de alianza con el bloque económico mundial: Su hoja de ruta: asestar continuos golpes de gracia a las conquistas sociales que consiga descomponer la ya muy débil cohesión social:
Ponen en marcha reformas estructurales imponiendo los planes de austeridad a los estados de la UE y quebrantan la paz social con sus políticas dictadas por la Troika, donde los gobiernos de los estados miembros: socialdemócratas, liberales y conservadores, asumen sus consignas cobardemente.
 
La Europa de los Mercaderes y del tratado de Maastricht ha logrado sus objetivos, y las consecuencias sociales de estas políticas son devastadoras:
Ni el momento de máxima exacerbación de la pobreza que estamos sufriendo, con 120 millones de personas pobres (para 2025 se estima que habrá en la Unión Europea 145 millones)
Ni la amenaza de colapso social y económico a causa de la brutal desregulación del mercado de trabajo y el ataque a las conquistas laborales, conseguidas con décadas de lucha obrera.
Ni la impunidad de la que gozan las mafias criminales en algunos Estados de la Unión Europea, con la corrupción por bandera y los paraísos fiscales como instituciones de la vergüenza a proteger.
Ni el ataque constante de los derechos sociales y de las libertades democráticas, bajo el control del aparato represivo y policial de los gobiernos en sus estados miembros
Ni la impunidad de la que hacen gala las instituciones europeas y los estados hacia la violación de los derechos humanos de las personas inmigrantes, en las fronteras de muchos países
Ni el avance imparable del fascismo en muchos estados europeos, donde las ideas de las ultraderecha, comienza a impregnar peligrosamente la conciencia colectiva, con el fantasma del nacismo rondando los pasillos en las instituciones gubernamentales.
 
Nada parece inspirarles a intentar un cambio de rumbo político, que deje de provocar tanto sufrimiento en la clases populares. Se equivocan, y las consecuencias las pagamos todos y todas
Muy al contrario, lo que hace la UE es seguir manteniendo a cualquier precio la actual construcción política de la Troika, usando la economía del modelo neoliberal como instrumento a corto plazo para garantizar la continuidad del capitalismo en el futuro. Este sistema además, legitima la supremacía de unos estados sobre otros, eliminado de este modo, los principios de solidaridad y convergencia territorial de la que siempre ha presumido Europa.
 
En ésta arquitectura territorial y económica diseñada por la UE y las políticas de la troika, las sociedades de los zonas periféricas, entre ellas España, son las grandes victimas: Su población es obligada a asumir y pagar la deuda de los bancos, la misma que ellos mismos nos han creado, mientras que las abundantes ganancias de sus negocios financieros y especulativos, siguen siendo amasadas por las manos de banqueros y especuladores, y la riqueza común continua bajo el control de una oligarquía económica que privatiza hasta el sol.
 
Un escenario tremendo: Zonas Centrales en Europa dominantes y ricas, que expolian a las Zonas Perifericas, dependientes, pobres y endeudadas. Por si todo esto no fuera bastante y para agravar mas la ya maltrecha situación económico-social, el gobierno del PSOE en alianza con el PP decide perpetrar la reforma de la Constitución: el Art 135 queda mancillado, legitimando el capitalismo más brutal, ese que antepone el pago de la deuda ilegitima, a las necesidades de la sociedad.
Andalucía en este contexto, la gran perjudicada, esa región marginal de estas zonas perfericas y Granada, por ende, siendo la zona norte de la provincia, la ultracastigada: Nuestra tierra se encuentra abandonada a su suerte, no han querido desarrollar políticas de convergencia eficaces que estimulen el empleo, pero si les ha interesado legitimar una economía basado en el modelo económico insostenible del ladrilo y la especulación, con unos medios de producción escasos en manos de unos pocos, y una industria inexistente, su futuro mas que oscuro, se perfila negro.
 
Ademas, gran parte de la tierra aún sigue en manos de una oligarquía caciquil que recibe fastuosas cantidades de fondos europeos, mientras la figura del jornalero es despreciada, y sus pequeños productores locales maltratados por los injustos repartos de los fondos europeos en el marco de una política agraria común, ajena a los verdaderos problemas del campo andaluz.
Pero eso sí, Granada como todas las regiones periféricas y excluidas, es obligada a cumplir con las imposiciones de la Troika y del gobierno de Rajoy, su fiel lacayo.
Granada es por desgracia, el ejemplo de la nefasta política de convergencia aplicada desde los despachos sombríos de las Instituciones de la UE…
Pero todo esto a partir del 25 de Mayo, LO VAMOS A CAMBIAR!!
 
Vamos a provocar una revolución democrática y social, poniendo al servicio de la ciudadnaia las instituciones de la Union Europea, su parlamento debe ser soberano y libre para diseñar y ejecutar unas políticas que defiendan a la clase trabajadora y a los capas populares mas débiles.
Vamos a desarrollar politicas publicas, con la participación de la ciudadanía en los asuntos que les afectan, que son todos. Vamos rescatar la Carta Social Europea, ahora mismo abandonada en un cajón, y vamos a ponerla al servicio de la ciudadanía, para transformar una realidad que grita por cambiar.
 
Vamos a defender los derechos humanos, sociales y laborales, las libertades publicas .con políticas que avancen hacia la innovación social ,con mayores cotas de empoderamiento ciudadano.
Vamos a acometer el desarrollo de una política agraria común justa y equitativa, que devuelva la dignidad al campo andaluz, con un nuevo modelo productivo que estimule la producción local, que evite endeudamientos, y dote de participación a los trabajadores. Con políticas basadas en la socialización de los recursos públicos y con unos parámetros de respeto medioambiental y social, acorde a una Europa moderma. Vamos a poner en marcha la maquinaria para la transformación social, con modelos económicos que antepongan el interés general y estimulen el empleo de calidad, protegiendo y poniendo en valor los recursos locales generadores de riqueza, ahora en manos de las grandes empresas. Siempre con una perspectiva emancipadora y colectivizada.
 
Vamos a situar en el centro de la política la dignidad de las personas y las civilizaciones de los países europeos, sobre la lógica voraz de los mercados. Y por supuesto ¡no vamos a pagar ni su deuda ni su crisis!.
 
Vamos a aplicarle a los responsables de tanto sufrimiento un autentico plan de ajuste, y lo vamos a hacer alentando en la calle las resistencias, e inundando las urnas de rebeldía y esperanza. VAMOS!!
PORQUE SI DE PUEDE DAR LA VUELTA AL SISTEMA, OTRA EUROPA SI ES POSIBLE!!
Maripi Castillo.
Consejo Andaluz IULV-CA
Comité Central PCE
Canditada a las Elecciones Europeas