miércoles, 11 de septiembre de 2013

Siria: Reclamamos una solución política y negociada por parte de los sirios sin ningún tipo de injerencia extranjera



Declaración de los diputados de la izquierda alternativa participantes en la Conferencia Interparlamentaria sobre Seguridad y Defensa celebrada en Lituania


En el marco de la reunión celebrada en Vilna (Lituania) de la Interparlamentaria Europea sobre Seguridad y Defensa del 4 al 6 de septiembre de 2013 con participación de representantes de los parlamentos, senados nacionales y Parlamento Europeo, y tras las intervenciones de los Ministros de la Presidencia Lituana de turno del Consejo Europeo, la Alta Representante de la UE para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Catherine Ashton, y el Secretario General de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, los diputados abajo firmantes defendimos y declaramos lo siguiente:

1.    Ante el inminente ataque militar anunciado por Estados Unidos y Francia contra Siria, sin el consentimiento del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, afirmamos que esto supone una violación de la Carta de Naciones Unidas que tras el drama de la I y II Guerra Mundial acordó reglamentar el uso de la fuerza para evitar el horror de la guerra.  Reclamamos una solución política y negociada por parte de los sirios sin ningún tipo de injerencia extranjera.  El anunciado ataque por EEUU y Francia contra Siria supone un golpe mortal a la Carta de Naciones Unidas y por tanto al Derecho Internacional. Lejos de avanzar hacia una solución agravará el conflicto con consecuencias imprevisibles en la región de Oriente Próximo.  Reclamamos a la Alta Representante y la Presidencia del Consejo la realización de gestiones urgentes ante la Administración Norteamericana a fin de evitar esta intervención fuera del mandato de la Carta de Naciones Unidas. 

2.    Condenamos el uso de armas químicas utilizadas contra la población siria independientemente de los autores de dicho crimen.  Exigimos tiempo para que los inspectores de Naciones Unidas lleven a cabo su misión y para que otra parte puedan investigarse las informaciones que indican que las fuerzas llamadas rebeldes fueron aprovisionadas por Arabia Saudí con armas químicas.

3.    Manifestamos la necesidad que la Unión Europea lidere la celebración de una Convención Internacional para prohibir y destruir ecológicamente todo el arsenal mundial de armas de destrucción masiva: la nuclear, la química y la bacteriológica. Las armas de destrucción masivas no son buenas o malas según el gobierno que las almacene: todas deben ser prohibidas y destruidas. 

En este sentido, resulta inadmisible que la Administración Norteamericana intente presentarse como paladín ante la opinión pública internacional de la lucha contra las armas de destrucción masiva, puesto que Estados Unidos ha utilizado anteriormente este tipo de armamento. 

4.    Demandamos, en vistas de la reunión del Consejo Europeo del mes de diciembre que pretende revisar la Política de Seguridad y Defensa, un nuevo diseño europeo basado en la desmilitarización de la seguridad y de las relaciones internacionales, en la defensa estricta de la Carta de Naciones Unidas y del Derecho Internacional en la solución de los conflictos, la no participación en ningún bloque militar, la renuncia expresa a mantener bases militares en territorio europeo que no sean las de los Estados miembros en sus respectivos países, así como la vía del desarme progresivo para dar respuesta urgente a la devastación de los efectos del principal arma de destrucción masiva: el hambre y la pobreza, que generan 70.000 muertos diarios en el mundo. 

Willy Meyer, eurodiputado del GUE/NGL - Izquierda Unida (España)
Aristos Damianou, diputado de AKEL (Chipre)
George Varemenos, diputado de SYRIZA (Grecia)