martes, 18 de junio de 2013

Izquierda Unida ultima su "contundente respuesta" frente a los "pequeños cambios cosméticos" introducidos por el Gobierno de Rajoy a la reforma de la Administración local


Lunes, 17 de junio de 2013
El responsable Municipal de IU, Manuel Fuentes, afirma que el “Ejecutivo sigue sin demostrar la más mínima lealtad institucional, flexibilidad o comprensión sobre las reivindicaciones del municipalismo, como algunos quieren hacer ver”


Esta formación mantendrá mañana una reunión con representantes de CC.OO y UGT para intercambiar propuestas y puntos de vista sobre cómo actuar de forma coordinada contra la reforma


Izquierda Unida ultima su “contundente respuesta” a los planes globales de reforma de la Administración Local que busca imponer el Gobierno de Mariano Rajoy. Más concretamente, lo está haciendo a las sucesivas modificaciones que desde Moncloa se han introducido en las últimas semanas al anteproyecto de ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local.



Para esta formación “estamos sólo ante pequeños cambios cosméticos metidos en la nueva versión del anteproyecto con la intención de dar la impresión de que el Gobierno muestra una falsa flexibilidad negociadora con los representantes de los municipios. 



Nada más lejos de la realidad, ya que la ‘contrarreforma local’ mantiene aún sus claves más reaccionarias, entre ellas la recentralización y la imposición del llamado ‘coste estándar’, que forzarán la privatización sistemática de los servicios municipales”, señala Manuel Fuentes, responsable Municipal.



Afirma que “el Ejecutivo del PP, pese a sus modificaciones puntuales, sigue sin demostrar la más mínima lealtad institucional, flexibilidad o comprensión sobre las reivindicaciones del municipalismo, como algunos quieren hacer ver. Mantiene intacta su pretensión de imponer una ley sin acuerdos ni consensos, sin importarle el rechazo de multitud de municipios, comunidades, colectivos sociales, sindicatos y formaciones políticas”.



Para Izquierda Unida, “el Gobierno de Rajoy sigue anclado en su idea de recentralizar y demoler el poder local, que va acompañada de su intención de ejecutar una privatización sistemática de los servicios públicos municipales, con la consiguiente pérdida de empleo, servicios y derechos. Es decir, se pretende convertir en una excepcionalidad histórica la experiencia democrática de los ayuntamientos españoles iniciada en 1979”.



Manuel Fuentes considera que “cuando más necesario resulta para la ciudadanía un contacto directo con la política y con las administraciones que siempre han tenido más accesibles, el PP les responde con más tutelaje, menos democracia y menos participación en los asuntos públicos. Buscan alejar a la sociedad de la gestión de lo público y fortalecer así su deriva autoritaria justo cuando se está exigiendo más participación, más democracia y más transparencia”.
“No es casual –añade- que esta reforma tenga entre sus objetivos desmantelar el primer nivel de acceso a la representación popular y sustituirlo por la eliminación de competencias y servicios consolidados, así como por una ausencia de financiación que aboque a la privatización de los que queden”.
Izquierda Unida lamenta especialmente que el presidente de la FEMP y alcalde ‘popular’ de Santander, Íñigo de la Serna, “no defienda el municipalismo como debiera, exija la retirada del anteproyecto y convoque una Asamblea General para pulsar el sentir general. Mientras, es copartícipe con el Gobierno del PP en el bochornoso intento de confundir a la ciudadanía y hacer creer que hay cesión y diálogo sobre la reforma local, cuando es falso”.



Para ilustrar este “falso talante negociador”, Fuentes pone como ejemplo la modificación puntual del artículo sobre la ‘intervención de municipios con población inferior a 5.000 habitantes’, pasándose a denominar ‘medidas coercitivas’. “El Gobierno quiere hacer creer que ha ‘cedido’ y que ya no intervendrá los municipios con problemas económicos. 



Sin embargo, la intervención de facto y disolución de los órganos de la corporación local sigue pudiéndose dar acogiéndose a las medidas coercitivas previstas por la Ley de Orgánica 2/2012 de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera”.



Izquierda Unida va a acentuar en los próximos días los contactos que ya viene manteniendo, tan a nivel interno como externo, con asociaciones, colectivos sociales y sindicatos para intercambiar propuestas y puntos de vista sobre cómo hacer frente a esta reforma. De hecho, una delegación de esta formación encabezada por su secretaria ejecutiva Institucional, Montserrat Muñoz, el alcalde de la localidad madrileña de San Fernando de Henares, Ángel Moreno, y el propio Manuel Fuentes se reunirá en la sede federal de IU con representantes de los sindicatos CC.OO y UGT para tratar este asunto.




(En la imagen, campaña de IU frente a reforma de la Administración Local)